como conseguir un cabello natural

Cómo volver al cabello natural fácilmente

No hace mucho tiempo, parecía que tener el pelo lacio era la norma. Planchas, alisadores y cepillos progresivos fueron un éxito en los salones de belleza, pero ahora las cosas han cambiado un poco: la aceptación personal está ganando cada vez más espacio, y eso significa estar orgulloso de tu propia belleza natural, que, por supuesto, pasa por tu pelo.

En este post te explicaremos qué es la transición capilar, cómo funciona el proceso y, por supuesto, te daremos consejos sobre cómo empezar y llevar a cabo la tuya. ¡Sigue leyendo para comprobarlo!

¿Qué es la transición del cabello?

Transición capilar es el nombre que se le da al proceso de dejar de realizar procedimientos químicos en el cabello para que, a medida que crece, vuelva a ser natural. Pero… si el tema es “solo” dejar de usar químicos en el cabello, ¿por qué el tema da tanta tela para la manga?

Por dos razones: la primera es que para que el cabello no luzca “mitad con química y mitad sin química”, es necesario tomar algunas decisiones y tener algunos cuidados durante todo el proceso.

La segunda razón es que, en la mayoría de los casos, un cabello no es solo un cabello . Afecta mucho a la autoestima de las personas y, por tanto, el proceso de transición capilar puede ser mucho más intenso emocionalmente de lo que parece; Es un viaje de autoconocimiento, donde aprendes a aceptar tu propia belleza y comprender la forma en que te ves y te valoras.

¿Cuánto tiempo tarda el proceso?

No hay una respuesta exacta a esta pregunta, ya que cada cabello es un cabello, y todo depende de la tasa de crecimiento adecuada y también, por supuesto, de la longitud que la persona quiera alcanzar.

Otro factor que influye en la velocidad es el corte del cabello modificado químicamente: se debe preferir cortarlo gradualmente, a medida que crece el cabello nuevo, pero también existe la opción más radical, de cortarlo muy corto de golpe. Algunas personas incluso prefieren raparlo para empezar de cero.

También es posible utilizar estrategias naturales para potenciar el crecimiento del cabello, a través de la nutrición y el cuidado de la salud del cuero cabelludo y los hilos. De todos modos, para iniciar un proceso de transición capilar, es necesario estar dispuesto a tener paciencia para vivir el camino.

Consejos sobre cómo hacer el tuyo

No hay mucho misterio en un proceso de transición capilar. Unos pasos, sin embargo, son muy importantes tanto para afrontar el camino con más conciencia como para aprender a cuidar mejor tu cabello.

#1 Entender tu cabello

El primer paso para hacer una transición consciente del cabello es aprender sobre tu cabello; después de todo, a estas alturas, sabes muy bien que no todo es igual. Solo conociendo sus cables es posible aprender a cuidarlos de la mejor manera, utilizando los productos adecuados.

El cabello se clasifica en cuatro tipos, que a su vez se dividen en tres subtipos cada uno, y tienes que entender los tipos de cabello para conocer el tuyo.

  • Tipo 1: El cabello tipo 1 es el cabello liso, que no presenta curvas y suele ser más maleable. Sus subcategorías son: 1A, 1B, 1C.
  • Tipo 2: El cabello tipo 2 es ondulado, lo que significa que su textura está a medio camino entre lacio y rizado. Es un cabello maleable, fácil de alisar, pero también de formar rizos cuando se modela. Sus subcategorías son: 2A, 2B, 2C.
  • Tipo 3: Llegamos al cabello rizado, que tiene forma de espiral. Son más voluminosos y sus puntas son más fáciles de secar, lo que debe observarse de cerca. Sus subcategorías son: 3A, 3B, 3C.
  • Tipo 4: El cabello tipo 4 es el rizado, que tiene rizos más pequeños y muy cerrados, lo que también los hace más frágiles y quebradizos. Sus subcategorías son: 4A, 4B, 4C.

Es posible que hayas tratado químicamente tu cabello durante tanto tiempo que ni siquiera puedes recordar de qué tipo es, pero es importante entenderlo tan pronto como comience a crecer y conocer sus características para saber cuál es la mejor manera de lavarlo. y tratarlo.

#2 No usar químicos en cabellos

Hemos llegado al paso más “obvio” de la transición capilar, pero nada más fácil. Experimentar un cabello libre de químicos después de muchos años de interferencia puede ser una experiencia muy diferente a la que ha tenido antes, y deberá encontrar una nueva forma de lidiar con el cabello.

Por extraño que parezca al principio, no hay forma de evitarlo: este es el paso fundamental. Todo el viaje se trata, al final del día, de dejar ir la química y aceptar tu propia belleza.

#3 Evite planchas y secadores

Por mucho que no sean técnicas químicas o definitivas, las planchas y secadores perjudican la salud de los hilos. Esto sucede porque las altas temperaturas que emanan de estos aparatos dañan las capas internas del cabello, dejándolos, poco a poco, opacos y quebradizos.

Comparte por amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *