los mejores aceites para la piel
Belleza

¿Cómo elegir un aceite para un tipo de piel determinado?

El uso de aceites faciales en el cuidado diario puede traer buenos resultados, incluyendo regeneración y nutrición de la piel. Hoy en día, somos cada vez más conscientes de la necesidad del cuerpo de ingredientes naturales, y los aceites son tales.

Los aceites tienen muchas propiedades nutritivas, de cuidado y protectoras. Los aceites puros no contienen conservantes, lo que supone una ventaja adicional para la piel. Para obtener los máximos beneficios del uso de los aceites, el criterio más importante es su selección adecuada a las necesidades de la piel. El aceite seleccionado incorrectamente puede tener el efecto contrario al deseado, por ejemplo, en lugar de engrasar, secará u obstruirá los poros. Así que hagamos la mejor elección conscientemente.

Aceites: clasificación

Debido al método de obtención, los aceites se dividen en:

  • Prensado en frío
  • Sin refinar
  • Refinado

Gracias al prensado en frío se obtienen las mejores propiedades nutritivas por el contenido en ácidos grasos insaturados. Los aceites refinados son aceites purificados: se refinan, es decir, se exponen a altas temperaturas y, a veces, también se limpian con agentes químicos. Como resultado del procesamiento, estos aceites son inodoros, pero también tienen muchas propiedades nutritivas.

Los aceites también se pueden dividir según su tiempo de secado:

  • Secado: son mejores para pieles problemáticas y grasas. Se absorben rápidamente y no dejan una capa grasa y no obstruyen los poros.
  • Semisecado: recomendado para personas con piel mixta, normal, madura y seca. Dejan una delicada «película» sobre la piel.
  • No reseca: recomendado para pieles muy deshidratadas, secas y maduras. Son densos y dejan una capa grasosa en la piel.

Aceites: ¿Cómo elegirlos según el tipo de piel?

Según el tipo de piel de cada persona, esta genera más o menos grasa, por lo que es imprescindible saber qué aceites son los recomendados para cada una de ellas.

Aceites recomendados para pieles grasas, mixtas y problemáticas

  1. Aceite de semilla de frambuesa: pertenece a los aceites secantes. Suaviza, alisa, tonifica y regenera la piel. Contiene vitaminas A y E. Perfecto para pieles grasas y deshidratadas.
  2. Aceite de cáñamo: ralentiza el proceso de envejecimiento y regenera la piel. Tiene un alto contenido en ácido linoleico, que mejora la penetración de las sustancias en la piel. Regula la secreción de sebo, nutre y suaviza la epidermis. Recomendado para dermatitis atópica y psoriasis, calma las inflamaciones de la piel.
  3. Aceite de semilla de uva: tiene una consistencia ligera, lo que lo hace ideal para pieles grasas y problemáticas. Rico en vitaminas A y E, que son poderosos antioxidantes. Reafirma la piel, unifica su color, tiene propiedades antisépticas y acelera la cicatrización de heridas.

Aceites recomendados para pieles normales

  1. Aceite de coco: el más popular entre los aceites, no secante, rico en vitamina E, tiene propiedades antibacterianas. Vale la pena aplicarlo sobre la piel húmeda. Refuerza la barrera lipídica e hidrata perfectamente la piel seca. Puede ser utilizado por personas que luchan contra la psoriasis o la dermatitis atópica.
  2. Aceite de semilla de albaricoque: nutre e hidrata profundamente la piel, alivia la inflamación. Contiene vitaminas A y E, que retrasan el proceso de envejecimiento de la piel y tienen un fuerte efecto reparador de la epidermis.

Aceites recomendados para pieles secas, mixtas y maduras

  1. Aceite de argán: semisecante, muy hidratante, regenera profundamente la piel y retrasa el proceso de envejecimiento. Tiene propiedades antiinflamatorias, promueve una cicatrización más rápida de las heridas, reconstruye la piel y reduce la producción de sebo. Contiene vitamina E y cantidades significativas de ácidos grasos insaturados.
  2. Aceite de ricino: estimula la producción de colágeno, mejora la elasticidad de la piel e hidrata en profundidad. Contiene una alta concentración de ácidos grasos insaturados y minerales. También estimula el crecimiento de cejas y pestañas. Puede usarlo con éxito en las estrías.
  3. Aceite de almendras dulces: rico en vitaminas A, B y E. Pertenece a los aceites semisecantes, regenera, suaviza y alisa la piel. Bien hidrata y nutre la piel y ralentiza el proceso de envejecimiento. También se recomienda para pieles cuperosas y sensibles que padecen dermatitis atópica o psoriasis.

Aceites recomendados para pieles secas y deshidratadas

  1. Aceite de macadamia: pertenece al grupo de aceites no secantes. Denso, contiene una gran cantidad de antioxidantes. Tonifica, regenera y nutre intensamente la piel. Tiene propiedades antibacterianas y antienvejecimiento. Alisa y suaviza la epidermis, Perfecto para pieles maduras y sensibles.
  2. Aceite de aguacate: tiene propiedades antiarrugas, suaviza y tonifica la piel, también tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Pertenece al grupo de los aceites no secantes. Se usa con mayor frecuencia para pieles secas con cicatrices y heridas de acné.

Por otro lado, la celulitis es algo común a medida que van pasando los años. Descubre los mejores remedios caseros para la celulitis, ¡te lo contamos!

Comparte por amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *